La transformación digital de los últimos años ha dado lugar a la implantación de nuevas tecnologías y procesos, en muchos casos modificando o haciendo desaparecer las tecnologías anteriores. Los cambios se producen constantemente y cada vez más rápido, el mundo evoluciona a más velocidad, y es necesario conocerlos y estar al día para tener oportunidades de negocio en un ecosistema muy competitivo. Pero ¿sabes qué es una tecnología disruptiva?

Las tecnologías disruptivas tienen como base la innovación y superan y sustituyen a tecnologías más antiguas.

Esta nueva tecnología crea un mercado nuevo o inesperado, ya que evoluciona rápidamente y se adapta a diferentes sectores, generando nuevos modelos de negocio. Normalmente, el desarrollo tecnológico es un proceso lento, en el que primero se crea la tecnología y se difunde y posteriormente se adopta. En este contexto, pueden coexistir pacíficamente varias tecnologías, las más antiguas no desaparecen, unas complementan a otras. Sin embargo, cuando se produce una disrupción tecnológica, la nueva tecnología hace desaparecer por completo la anterior, la deja obsoleta, porque mejora y acelera el proceso productivo.

A lo largo de la historia han existido numerosas tecnologías con estas características que produjeron cambios bruscos y profundos en nuestro modo de vida. Estas tecnologías tienen el poder de cambiar la forma en la que trabajamos, vivimos, e incluso como pensamos y nos comportamos. Algunas de las más conocidas a lo largo de la historia fueron la imprenta, la fotografía digital, los teléfonos móviles, Internet o las redes sociales. Entre otras muchas, estas tecnologías transformaron completamente el mercado, crearon uno nuevo, con nuevas características y procesos. Actualmente, las innovaciones son mucho más constantes y rápidas, las empresas están obligadas a renovarse de manera constante para evitar quedarse atrás en la carrera con sus competidores.

4 Ejemplos de tecnologías que podrían convertirse en disruptivas en los próximos años:

  • Realidad virtual y realidad aumentada: en el futuro no solo se utilizará en el entretenimiento sino que se integrará en la rutina diaria. Se busca que la experiencia del usuario parezca real cuando utiliza un entorno digital pero también comenzará a utilizarse en campos como la medicina o la cirugía, mejorando terapias y procesos curativos.
  • Impresoras 3D: más allá de su uso doméstico para fabricar todo tipo de objetos, este tipo de impresoras están comenzando a utilizarse también en medicina para producir prótesis e incluso podrían llegar a fabricarse órganos que se puedan trasplantar.
  • Blockchain: también conocida como cadena de bloques, consiste en una base de datos compartida en la que se puede registrar todo tipo de operaciones o transacciones. Esta base de datos está compartida online y sus registros están encriptados para dotar de mayor seguridad a los usuarios. Esta tecnología ha cobrado fuerza sobre todo en el sector financiero con la criptomoneda. En los próximos años las transacciones monetarias funcionarán de esta manera, evitando la participación de intermediarios y reduciendo los costes.
  • Robótica: Los robots ya han comenzado a entrar en nuestras casas y en las cadenas de producción, automatizando trabajos que hasta hace poco eran impensables. Ya vemos cómo se están convirtiendo en nuestros aliados en las tareas del hogar.

Estas tecnologías cambian completamente nuestros hábitos y costumbres, como ya comentábamos en nuestro ebook sobre “Tendencias tecnológicas 2021”.

3 Principales ventajas para las empresas que adoptan estas tecnologías:

  1. Reducción de costes: Las nuevas tecnologías buscan abaratar costes de producción, ya que por lo general digitalizan o mecanizan tareas que se realizaban manualmente.
  1. Mayor calidad de producción: Su objetivo principal es mejorar la tecnología existente, el resultado final es siempre de mejor calidad. No solo se busca un producto mejor sino que sea producido de forma más fácil y rápida y que se reduzcan todos los costes de producción e incluso su precio final.
  1. Mejor servicio a los clientes: Con los nuevos procesos se consigue llegar mejor a los clientes potenciales y generar un mayor vínculo de confianza. Además se abren mercados internacionales y aumentan las posibilidades de negocio.

Aunque suelen generar desconfianza, por su desconocimiento inicial, las tecnologías disruptivas suponen en la mayoría de casos una gran oportunidad para las empresas. La revolución digital y tecnológica en la que estamos inmersos va a acelerar innovaciones de este tipo y es necesario que las compañías se actualicen y las adopten para mejorar y seguir siendo competitivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *